Patrimonio

Ermita de San Roque 

Situada en el barrio de San Roque, cuenta la leyenda que fue construida en agradecimiento a este santo por haber salvado al pueblo de la peste.

Se asienta en un bello paraje cara a Poniente, donde se ubica también un coso taurino, muy bien cuidado.

Queda definida dentro del barroco popular, de hacia el año 1700 poco más o menos; en concreto se trataba de reedificarla en el año 1706, datando el coso del año 1692.